Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 05 Febrero 2020
  • La situación se vivió este miércoles a las 15.30.
  • El muchacho de 17 años, se arrojó a las aguas del río Cosquín, en un lugar conocido como “Labio del Indio”.
  • Ambos efectivos estan transitando sus primeros años en la Policía de Córdoba.

 

Un turista, oriundo de la ciudad de Córdoba, se encontraba paseando por la orilla del río Cosquín, a la altura de sector conocido como “Labio del Indio”, acompañado por una hermana de 22 años y otros menores de edad.
 

Al llegar al lugar tomó la decisión de arrojarse al curso de agua, en un lugar que no cuenta con guardavidas ni está habilitada para ser utilizado como balneario.
 

En ese momento, sufre un calambre en uno de sus miembros inferiores, provocándole inconvenientes para mantenerse a flote. Así comenzó a ahogarse hasta que pudo ser sacado del agua y llevado a la orilla.
 

La Oficial Ayudante Cintia Pucheta y el suboficial Juan Cruz Luna se encontraban recorriendo la zona, cumpliendo tareas preventivas, cuando se encuentran con la desesperada situación.

"Comenzamos a realizar las maniobras de resucitación, logrando al cabo de unos minutos, que la víctima reaccione, eliminando el agua de sus pulmones, recobrando la conciencia y la abrigándolo para que recupere la temperatura corporal”, dijo la oficial a este medio. 

El Suboficial Luna se mostró agradecido por haber participado de las tareas que le salvaron la vida al joven: “Estamos capacitados para realizar estas maniobras gracias a la instrucción que recibimos en los institutos de formación de la policía” afirmó y agregó que apenas se recuperó la victima llegó el servicio médico de emergencias.
 

La médica a cargo del móvil de emergencia, realizó los controles correspondientes y determinó que el muchacho se encontraba estabilizado, con sus signos vitales sin alteraciones.
 

Luego de recibir la asistencia médica, el joven y sus hermanos se retiraron del lugar, ya que no requirió internación.

Publicado en Regionales
  • La venta por internet y en las ventanillas llegó a 46276 espectadores.
  • Para la 10ª Luna, con la presentación de La Mona se vendieron 9088 entradas.

Un año más, el festival mayor de folklore tiene sus cuentas en orden, al menos así lo expresan desde la organización.

Los beneficios que se obtienen durante las distintas lunas, permiten asegurar a las autoridades que el festival es autosustentable y con los recursos que se generan se mantienen las actividades culturales que se desarrollan todo el año.

En esta edición número 60 del festival, la provincia comprometió aportes por algo más de seis millones de pesos que están destinados a cubrir los gastos de seguridad entre otros rubros.

La nación aportará una cifra cercana a un millón de pesos.

La estructura del festival, no termina solamente cuando el artista sale a escena, implica cientos de actividades que se complementan con los circuitos callejeros, las peñas, ferias de artesanos y encuentros culturales de importancia a nivel nacional.

Esto se suma al enorme número de paseantes que recorren la localidad y en un efecto derrame, llega a las localidades vecinas. Las plazas hoteleras coscoínas rápidamente se cubren obligando a los turistas a recurrir a alojamientos en el Valle de Punilla. Este movimiento de pasajeros se incrementa notablemente los fines de semana cuando los vecinos de la ciudad de Córdoba llegan a disfrutar del descanso en las sierras de Punilla.

Artistas en escena.

En esta edición aniversario, contó como un caso excepcional con 10 lunas, que se desarrollaron desde el sábado 25 de enero al lunes 3 de febrero.

La grilla dispuesta, mostró 84 números en escena, once de ellos encabezados por mujeres, además de siete provincias que mostraron sus coreografías, una delegación internacional -Japón-, dos homenajes incluyendo una cantidad importante de artistas y reconocimientos a legendarios hombres y mujeres de la música popular argentina.

Ventas de entradas.

La plaza Próspero Molina tiene una capacidad que ronda los 10000 espectadores.

Por lo general, la organización informa noche a noche el porcentaje ocupado de este total. La ocupación se conforma por las personas que pagaron la entrada en las ventanillas o vía web, abonos, unos 7000 pases que se entregan a los vecinos cumplidores con sus tasas municipales, entradas entregadas a sponsors y de protocolo o cortesía.

Pero la realidad dice que, en la ventanilla, se manifiesta el interés del público por el o los artistas de determinadas lunas.

El ranking de esta edición es muy llamativo las preferencias de la gente, quienes estuvieron dispuestos a pagar una entrada para disfrutar de un artista determinado:

Puesto

Artista

Noche

Porcentaje

Entradas vendidas

1

La Mona Jiménez

10

90

9088

2

Jorge Rojas/Abel Pintos

7

82

8186

3

Los Manseros/Chaqueño Palavecino

1

80

7858

4

Los Tekis/Soledad

6

55

5510

5

Víctor Heredia/ Teresa Parodi

5

33

3234

6

Dúo Coplanacu/Orellana Lucca

8

30

2980

7

Los Carabajal/ Sergio Galleguillo

3

29

2895

8

Jairo/Los Nocheros

9

29

2839

9

Fito Páez/Los Tipitos

4

21

2117

10

Baglietto-Vitale/Destino San Javier

2

15

1569

 

Total de entradas vendidas                                             

   

46276

 

Tal como se aprecia en la tabla, es notable la diferencia del tercero al cuarto, como así también el poco interés que despertaron los artistas rosarinos en los espectadores.

La única noche que tenía una entrada general de $600, como única alternativa, fue la décima noche, con la noche cuartetera, llegando a recaudar una cifra cercana a los 5,5 millones de pesos.

La baja venta de entradas en algunas noches del festival, obligaran al análisis sobre como se conformó la grilla, tomando en cuenta que en la lista hay artistas de reconocida trayectoria, pero que no lograron convencer al público, sin dejar de lado la situación económica general del país que sin lugar a dudas también habrá lesionado el interés del espectador.