Jueves, 19 Septiembre 2019 23:43

Comenzó el juicio por el homicidio de joven embarazada Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Nahuel Rojas: Constantemente sonriendo, siguió el desarrollo de la audiencia. Nahuel Rojas: Constantemente sonriendo, siguió el desarrollo de la audiencia. Portal de Opinión
  • Tali Alexis Moyano, cursaba el octavo mes de embarazo cuando fue asesinada.
  • Era madre de una niña de dos años.
  • El imputado mantenía una relación sentimental con la víctima.

Este jueves 19 de septiembre comenzó en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje, el juicio que se le sigue a Nahuel Gastón Rojas (20), por el presunto homicidio de su novia, en la mañana del 23 de junio del año pasado, en su casa ubicada en Serrezuela, en el noroeste cordobés.
 

De acuerdo a las declaraciones de los testigos en la primera audiencia, la noche anterior Talí y un grupo de amigos, estuvieron compartiendo charlas hasta pasada la medianoche, en la habitación que ocupaba su novio, en la vivienda ubicada justo frente al domicilio de la joven.
 

En la audiencia también declaró la madre del imputado, asegurando que ingresó al dormitorio para avisarle que cerca de las 7 de la mañana, sus hermanos la habían estado llamando para que se hiciera cargo del cuidado de su hija. Fue en ese momento que, según relata la mujer, Tali “se levantó, se puso unas botitas y una campera marrón, y se quedó parada”. ¿Fue la última persona, junto a Nahuel, que la vieron con vida?
 

Pasaron las horas y cerca del mediodía, los hermanos de Nahuel ingresaron al dormitorio encontrándose con el cuerpo sin vida, tendido en la cama.
 

Entre los declarantes, estuvo el conductor de la ambulancia, primera persona ajena a la familia en llegar al lugar. Apenas vio el cuadro que presentaba la situación, se retiró a buscar al médico del hospital local. El facultativo corroboró el fallecimiento, al tiempo que la policía ponía bajo custodia al novio de la chica.
 

La causa de la muerte fue establecida por las pericias como “asfixia mecánica, presuntamente utilizando un acolchado y aborto provocado por hipoxia secundaria”
 

Audiencia inaudita, risas y brujería
 

La audiencia comenzó de una forma totalmente inaudita. Cuando Nahuel Rojas pasó al banquillo para emitir su declaración, lo hizo de manera balbuceante, prácticamente inentendible, evasivo y a cada momento mostrando sonrisas socarronas. Esta situación obligó al presidente del tribunal a llamarle la atención.
 

También el abogado querellante Ramiro Fresneda observó esta situación, obteniendo como respuesta por parte de la defensa, que “esto ocurría por una cuestión de estrés carcelario”.
 

El jurado popular, al igual que todos los presentes, sí pudieron escuchar de boca del acusado, que “todo lo que había pasado fue una pelea, una discusión” y una frase entre dientes “yo la maté”.

La relación que llevaba la pareja estaba cimentada, de acuerdo a lo ventilado en la sala, en el sometimiento y la violencia permanente ejercida sobre la mujer. A tal punto que dos testigos afirmaron que, en pleno invierno mientras ella estaba sentada próxima a la vereda, Rojas, utilizando una manguera la mojaba, sin que ella reaccionara.
 

Los testigos propuestos por la defensa a cargo de la abogada Claudia Brandt, madre, hermanos y sobrina, sostuvieron que, en los meses previos al homicidio el acusado comenzó a mostrar conductas extrañas, salía a la calle desnudo, descalzo y jugaba con agua y barro, como un niño.
 

Por este motivo, lo llevaron a hacer una consulta con una “curandera” quien le dijo que estaba bajo el efecto de un trabajo de brujería.

¿Hubo denuncias por violencia que no fueron tenidas en cuenta?
 

La mamá de Tali Moyano, sostuvo ante el jurado, que en varias oportunidades se presentó ante las autoridades policiales para efectuar denuncias por la violencia que Rojas ejercía sobre la joven.
 

No me tomaban la denuncia, me hacían hacer una exposición”, afirmó Rosalba del Valle Moyano. Ante esta declaración, la querella solicitará al tribunal que se investigue el accionar policial.

Imputaciones
 

Además de los cargos por el homicidio por violencia de género y aborto, que le costara la vida a Tali Alexis Moyano, también se suma otro cargo por tenencia ilegal de arma de guerra, hecho que se investigó a consecuencia de poseer un arma larga de fabricación casera.

 

Visto 1913 veces
Inicia sesión para enviar comentarios